Coco Chanel y sus amigos

Ref: 10020

Plazo de entrega: Entre 3 y 7 días
 10 unidades en stock

Este catálogo recoge imágenes de las obras de la exposición “Coco Chanel y sus amigos” visitada por más de 54.000 personas.

19,00

 4,00% IVA incluido

Unidades:


Añadir a la cesta

Detalles

VVAA. Coco Chanel y sus amigos. Fundación Manuel Ramos Andrade. Salamanca. 2015.

El Museo Art Nouveau y Art Déco – Casa Lis acogió la exposición “Coco Chanel y sus amigos” entre el 16 de abril y el 1 de septiembre de 2015. Visitada por más de 54.000 personas, la muestra acercó al público una faceta de la personalidad de Gabrielle Coco Chanel poco conocida: la relación que estableció con numerosos artistas de vanguardia de la primera mitad del siglo XX, tales como Diaghilev, Stravinsky, Cocteau, José María y Misia Sert, Picasso, Dalí y Apel les Fenosa. Con este fin, la Casa Lis exhibió más de 80 piezas entre las que destacaron fotografías de La Médiathèque Française nunca nunca expuestas antes en España, obras de Picasso, Juan Gris, José María Sert y Óscar Domínguez, esculturas de Dalí, Giacometti, Apel·les Fenosa y Demetre Chiparus, diseños representativos de Chanel y diversos elementos interactivos relacionados con sus perfumes, su voz, su obra y su vida. Este catálogo recoge imágenes de las obras de la exposición, así como los textos elaborados por sus comisarios (Marisa Oropesa, María Toral y Pedro Pérez Castro, Director del Museo Art Nouveau y Art Déco – Casa Lis) y por la Condesa de Sert, María del Mar Arnús.

Tamaño: 28 cm de altura por 21 cm de anchura.

Páginas: 165 páginas.

Tapa: blanda.

Idioma: español / inglés. 

 

------------------------------

 

La exposición “Cocó Chanel y sus amigos” quiere mostrar un aspecto de su personalidad que merece especial atención: la relación de Gabrielle Chanel con sus amigos, los artistas. Pintores, músicos, coreógrafos, bailarines, poetas que la conocieron y que sintieron una gran atracción por esta mujer. Aunque no es de extrañar, debido al poder de la seducción que ejercía en todos aquellos que se acercaban a ella, tanto hombres como mujeres, cabe preguntarse por el secreto de este éxito. No nos encontramos, por tanto, con una exposición sobre la marca Chanel y todo lo que conlleva la creación y el desarrollo de un estilo que aún existe. Se trata de entender la figura de la mujer Gabrielle Bonheur Chanel (883 – 1971) desde el punto de vista histórico y las relaciones que mantuvo con los grandes personajes de las vanguardias europeas. ¿Qué vieron estos intelectuales en una mujer no demasiado culta, que apenas sabía dibujar y cuyas únicas herramientas eran la aguja y el dedal?” (Pedro Pérez Castro, Comisario de la exposición y Director del Museo Art Nouveau y Art Déco - Casa Lis).

Una foto en blanco y negro. En ella aparecen unas manos juntas, ambas apoyadas sobre una tela, la derecha sosteniendo delicadamente un lápiz. Son las manos de una de las mujeres más importantes del siglo pasado, las de Gabrielle Chanel, conocida por todos como Coco. Es una de las muchas imágenes que inmortalizaron a la dama de la moda y que nos muestra unas manos únicas, dotadas de una genialidad irrepetible. (…) El principal objetivo de esta exposición es que el pública pueda empaparse del espíritu de Coco Chanel, ya que no sólo podrá ver fotografías personales, sino que además se encontrará rodeado de las obras de aquellos artistas con los que la gran diseñadora compartió pasiones en el París del siglo pasado. No olvidemos que las primeras décadas del siglo XX destacan por ser las más revolucionarias de la Historia del Arte. (…) Ella misma sentenció que para ser irreemplazable, uno debe buscar ser siempre diferente”, y hoy podemos afirmar que consiguió ser única. Sin duda, Gabrielle Coco Chanel sigue siendo irremplazable en el Olimpo de los dioses de la creación.” (María Toral, Comisaria de la muestra).

La figura de Coco Chanel empezó a configurarse en mi imaginario estético desde niña. Recuerdo a mi abuela vestida con trajes de chaqueta de Chanel, chalecos de piqué que hasta no hace mucho todavía me ponía y contándonos que Coco era su amiga y que le regalaba ropa y accesorios, como un manto de cuadrados que tiempo después, ante una pintura de los Uffizi de Florencia, observé que era el mismo que llevaba la Viren de la Anunciación. De repente, me vino a la memoria que aquel manto debió quedar en la retina de Chanel durante aquellas visitas que el matrimonio Sert solía hacer por Italia para iniciarla en el mundo del arte. Fueron ellos quienes la introdujeron en el gran mundo y en el círculo de Diaghilev, formando parte de esa corte de privilegiados que brillaron con luz propia durante los felices veinte. (…) Era una recolectora de genios”, una mujer de extraordinaria intuición y sensibilidad para descubrir jóvenes talentos y entrever por qué caminos iban a desarrollarse las nuevas tendencias artísticas.” (María del Mar Arnús, Condesa de Sert).

 

 




Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.